Etiquetas

, ,

Es la moda, se lee por todas partes, buscándose un hueco entre nuestro vocabulario: los calcos. Algunos usuarios hacen que cada vez más el español pierda personalidad propia, arropando sin ton ni son cualquier vocablo extranjero, sin darse cuenta de que existen muchas otras posibilidades a las que recurrir en su propia lengua.

El inglés, sin duda, se lleva todas las papeletas de ser el lenguaje del que más adoptamos en español. Y uno de esos calcos del inglés tan innecesario del que vengo a hablar en este artículo es el verbo testar o testear. Es un verbo (en especial el primero) que se lleva rumiando ya desde hace un buen tiempo, con el significado de ‘comprobar’, ‘examinar’, etc.; tal cual el sentido que confiere el verbo to test en inglés. Y no con su significado tradicional ‘hacer un testamento’.

La frase que más se escucha y se lee en anuncios de televisión y revistas: «Testado por dermatólogos». ¿Por qué testar? Si ya existe examinar, analizar, estudiar, probar, comprobar, etc. Parece que más de uno se olvidó de ellos, o simplemente no le pareció suficiente y agregó uno más a la lista. ¿Será cosa de cosméticos? ¿Estos tienen la exclusividad de testarse?

La RAE se pronuncia al respecto en el Diccionario panhispánico de dudas:

 Por influjo del inglés to test, se han creado en español los verbos testar y testear —este último usado en el Cono Sur— con el sentido de ‘someter [algo] a una prueba o control’. Son calcos innecesarios del inglés, ya que, con ese mismo sentido, existen en español los verbos examinar, controlar, analizar, probar o comprobar. Lo mismo cabe decir de los participios respectivos, testado y testeado. En aquellas zonas donde se usa el verbo testear, se ha creado el sustantivo testeo, que puede sustituirse por voces más tradicionales en español, como comprobación, análisis o examen

No obstante, encontramos en el avance de la vigésimo tercera edición un artículo, aunque propuesto para su supresión, acerca de este significado del verbo testar: ‘someter algo a un control o prueba’. Con lo que deja patente la fuerza con la que ha calado el susodicho término en el español actual.

Si bien la RAE parece que ha estado luchando a capa y espada por evitar el uso de testar como calco del inglés, otros diccionarios como el tan aclamado de María Moliner, o el diccionario de Vox, ya lo recogen como una acepción más de este verbo.