Etiquetas

,

Existen en español muchas palabras de este estilo cuya pronunciación es igual —teniendo en cuenta la actual generalización del yeísmo— pero se escriben con ll o con y. Muchas de ellas son homófonas en tanto en cuanto difieren en su significado. Digo «muchas de ellas» porque el español, además, recoge otras palabras que con un mismo significado presentan dobles grafías: hallaca / hayaca; llapa / yapa (‘añadidura’); cholla / choya (‘cabeza’).

Debemos prestar especial atención, no obstante, a aquellas palabras homófonas, pues guardan distinto significado entre sí y corremos el riesgo de meter la pata. Claro, pues no es lo mismo escribir «Ahora sí se cayó» que «Ahora sí se calló»; en este ejemplo queda bien evidente que cayó es de caer, mientras que calló es de callar. ¡No existe tanta complicación!

En la situación de rayar o rallar, la cosa se complica (quizá) un poquitín más. Tenemos, pues, que conocer las acepciones de los dos verbos para saber, sin lugar a hesitación, cuándo emplear cada uno.

La diferencia principal entre rayar y rallar estriba en que el primero significa ‘trazar rayas’ y el segundo hace referencia a ‘desmenuzar algo con un rallador’. Pero cierto es que existen más acepciones que nos hace plantearnos si escribir el dígrafo ll o la letra y.

‘Estropear una superficie lisa con rayas o incisiones’: Cuidado con el cúter, vas a rayar la mesa. ‘Llegar a cierta cosa o asemejársele’: No era sino un comentario que rayaba en lo ridículo. ‘Amanecer, alborear’: Me mantuvo despierto hasta que rayó el día. En efecto, en estas otras acepciones el verbo que se debe utilizar es rayar.

Quizá la acepción más conflictiva sea la tan coloquial de ‘enfadarse’, ‘enloquecer’, ‘hartarse’, ‘comerse la cabeza’ o ‘darle vueltas a un asunto’. ¿Y es con y o con ll? En este caso, existen ciertas discrepancias en las entradas para ambas palabras en el DRAE y el DUE. Así, el DUE recoge esta acepción en la entrada para el verbo rayar, mientras que el DRAE distingue entre rayar como ‘enloquecerse’ y rallar como ‘molestar o fastidiar’.

Sin embargo, para más inri, o quizá para menos, en el DPD encontramos que, aparentemente, se nos aclara esta duda al mencionar que debemos escribir rayar «con sentidos que van desde ‘trastornarse o volverse loco’ a ‘enojarse o hartarse’», y que es un término empleado «en el habla coloquial de varios países de América, especialmente en el Cono Sur, y en el habla juvenil de España». Añade, asimismo, que cualquier palabra de la misma familia léxica debe escribirse con y: rayado (coloquialmente, ‘loco’), rayadura (‘acción y efecto de rayarse’; coloquialmente, ‘locura’).

Así que teniendo en cuenta que el DPD es posterior a la XXII edición del DRAE y, por lo tanto, podría considerarse más actualizado, la batalla estaría ganada a favor de la grafía rayar para esta última controvertida acepción.

About these ads